En detalle

Jardín de infantes, un mundo nuevo. Cómo preparar a su hijo para el cambio

Jardín de infantes, un mundo nuevo. Cómo preparar a su hijo para el cambio

El jardín de infantes es un paso importante en el desarrollo del niño, porque le da la oportunidad de interactuar por primera vez con un grupo de niños de la misma edad y desarrollar sus habilidades prácticas y de comunicación que ya posee.

A la edad de 3 años, la mayoría de los niños están lo suficientemente desarrollados emocional, mental y socialmente para integrarse en la comunidad.

Si le preocupa que su pequeño no pueda manejar el jardín de infantes, tome una actitud. La mayoría de los niños están muy bien preparados para comenzar el jardín de infantes.

Para saber si su hijo también entra en esta categoría, considere desarrollarlo en cuatro áreas: conocimiento, habilidades sociales, autoestima y comunicación con niños mayores.

1. Conocimiento general

El jardín de infantes está diseñado para desarrollar el conocimiento de los niños para pasar la primera clase. La mayoría de los niños están preparados de acuerdo con los estándares de kindergarten a los que asisten.

2. Habilidades sociales

Los padres se preocupan por dos tipos de habilidades sociales: qué tan bien sus hijos entienden a otros niños y las habilidades relacionadas con el trabajo (el grado de independencia de un niño, el nivel de responsabilidad y la capacidad de cooperar). En general, estas son las habilidades que su hijo necesitará desarrollar en el aula.

También deberá seguir las instrucciones, tener un comportamiento adecuado cuando esté supervisado y si se equivoca para estrangularlo. Estas son las habilidades básicas que cada niño debe tener para poder aprender otras nuevas en la escuela.

3. Autoestima

Los investigadores creen que los malos resultados no son el efecto de una autoimagen dañada. Al comienzo del jardín de infantes, la mayoría de los niños tienen una muy buena opinión sobre ellos.

4. Relaciones con niños mayores.

La mayoría de los niños interactúan bien con otros niños. Solo una pequeña parte tiene dificultades para interactuar en clase o en el patio de recreo. Recuerde que como padre, usted es el primer maestro de su hijo.

Su hijo aprenderá y desarrollará muchas habilidades en la escuela, pero las que él le enseñe: cómo cooperar, cómo hacer lo que se le dice y limpiar si es miserable, lo ayudarán a comenzar el jardín de infantes correctamente.

Consejos para padres

1. Ayuda en casa

Lo más probable es que su hijo experimente una variedad de emociones antes de comenzar el jardín de infantes: felicidad, orgullo y entusiasmo por crecer y miedo a lo desconocido.

Toda la experiencia podría provocar sentimientos ambiguos. Cuando los niños pequeños tienen emociones complejas, no sé cómo lidiar con ellos. Sus padres deben guiarlos. Dígale a su hijo que puede controlar estos sentimientos. Dile "¡Puedes hacer esto!" Preparar a su hijo para el jardín de niños significa crear un ambiente agradable y afectuoso.

Los niños necesitan saber que sus padres "están locos por ellos". Deben sentir amor incondicional para sentirse seguros en un ambiente cálido y afectuoso. Sin embargo, debe establecer ciertos estándares y límites para su hijo y un horario predecible, que incluya la hora de acostarse y la hora de despertarse.

Traten de servir la cena juntos en familia. Establezca un horario determinado para cepillarse los dientes, bañarse y acostarse.

Los niños necesitan saber qué les sucederá y qué se espera de ellos. Cuando sepa estas cosas, las transiciones que atraviese, incluido el alojamiento en el jardín de infantes, serán mucho mejores.

2. Habla con él

La forma en que percibe el comienzo del jardín de infantes, y cómo se comunica con su hijo, tendrá un gran impacto en cómo se está acomodando en el jardín de infantes. En primer lugar, piense en esta transición como una oportunidad para que su pequeño crezca.

Es importante ayudar a su hijo a sobrellevar las dificultades que experimenta en términos de pérdida y separación. No esconda nada: es importante hablar con su hijo sobre el comienzo del jardín de infantes.

¡Intenta responder a todas sus preguntas! Los niños tienen miedo de lo que sucederá en el futuro porque no tienen experiencia en la que confiar. No solo le digas "¡Estará bien, no te preocupes!" Ven a conocer sus preocupaciones.

3. Elementos de rutina.

Su hijo se sentirá mucho mejor cuando vaya de compras y tenga zapatos y mochila nuevos. Los especialistas recomiendan que lleve a su hijo al jardín de infantes, que le haga saber a su educador, que vea la habitación y que haga un recorrido por el edificio. De esa manera lo familiarizará con el lugar y lo ayudará a sentirse como en casa.

4. Prepare a su hijo para el cambio

Una vez que termina el jardín de infantes, el niño entra en un mundo nuevo, diferente del hogar. Aquí pasará al menos cuatro horas al día, separado de sus padres, aprenderá cosas nuevas y tendrá que obedecer reglas ligeramente diferentes de las aprendidas en la familia.

Este cambio puede ser abrumador para el niño, especialmente si no es demasiado atrevido en los hilos. Como padre, debe prepararlo temprano, discutiendo abiertamente con él sobre lo que significa kindergarten y por qué debe ir allí cuando está en el trabajo.

Un buen pretexto para abrir la conversación es visitar los alrededores del jardín de infantes. Muéstrele primero el edificio, luego el patio de juegos y cuéntele lo que sucede en el jardín de infantes y dentro de ella durante el año escolar. Incluso puede llevarlo consigo, en el momento de la inscripción, y aprovechar la oportunidad de visitar las habitaciones donde los niños aprenden de diferentes grupos.

Un niño que sabe a dónde va y por qué debería ir a ese lugar tiene menos miedo. Le ayuda mucho si presenta los beneficios de ir al jardín de infantes, pero también las cosas nuevas que tendrá que aprender, como el comportamiento grupal apropiado.

5. Evaluar su nivel de desarrollo.

No se apresure a llevar al niño al jardín de infantes si es demasiado joven o si descubre que no ha aprendido ciertas habilidades, como cerrar los botones solo de la blusa o usar el baño solo. Corre el riesgo de hacerlo sentir completamente indefenso y aumentar su ansiedad. Pida el consejo de un psicólogo o futuro educador si tiene dudas sobre su capacidad de acomodación.

¡Conocimientos y habilidades que el pequeño debe tener para integrarse fácilmente en la comunidad de preescolares!

Conocimientos generales y prácticos.

Un niño está listo para el jardín de infantes cuando logra ser entendido a través de las palabras. A los 3 años, debería poder identificar el sonido inicial de las palabras. Al mismo tiempo, debe tener nociones de color, tamaño y forma, poder identificar ciertas letras del alfabeto y contar hasta 10.

Habilidades sociales

El niño capaz de seguir reglas y compartir cosas con otros se considera listo para ir al jardín de infantes. Otras habilidades sociales incluyen la capacidad de jugar con otros niños y trabajar en equipo, así como la capacidad de realizar tareas simples, bajo la guía de un adulto. Si a su pequeño le gusta ayudarlo en la casa y escucharlo cuando le dice algo sin interrumpirlo, puede estar seguro de que será fácil acomodarlo en el jardín de infantes.

La capacidad de apreciarse a uno mismo

En general, el niño de 3 años tiene una buena opinión sobre él. Es curioso y ansioso por experimentar cosas nuevas. Si tiene un hijo tímido, la mejor manera de ayudarlo a superar su timidez es alentarlo a interactuar con otros niños. Al mismo tiempo, el jardín de infantes le dará la oportunidad de practicar sus habilidades ya entrenadas y de esta manera ganar más confianza en él.

Hable con el educador temprano, si sabe que el pequeño es más tímido o silencioso. Esto puede ayudarlo a través de métodos pedagógicos para superar su miedo a que la vergüenza se pueda hacer frente a los otros niños.

Habilidades de comunicación y relación.

Un niño que fácilmente hace amigos en el patio de recreo y se entiende fácilmente frente a niños mayores o adultos se considera listo para el jardín de infantes. Como padre, usted puede ayudarlo a desarrollar estas habilidades saliendo con él a la ciudad o visitándolo.

En el jardín de niños, el niño fortalecerá las habilidades de comunicación y comunicación, interactuando constantemente con otros niños y con el educador.

¿A qué edad llevó a su hijo al jardín de infantes por primera vez? ¿Cuál fue el impacto de este nuevo mundo en él? ¿Qué consejo puede ofrecer a otras madres con respecto a la adaptación del niño en la comunidad? ¡Escribe tu opinión en la sección de comentarios a continuación!

Sobre el mismo tema:

El papel y los beneficios del jardín de infantes en la vida del niño.

Preparando al niño para el jardín de infantes

Alojamiento infantil en comunidad

¿Está listo su hijo para el jardín de niños?

De casa a la guardería, ¿un pasaje difícil?

Etiquetas Kindergarten para niños Habilidades para kindergarten Adaptación para kindergarten Preparación para kindergarten