Mercancía

La educación vial del niño, ¿qué debes aprender?

La educación vial del niño, ¿qué debes aprender?

Las normas de tránsito son esenciales para proteger al niño de accidentes, tan frecuentes en el último período en nuestro país. No pasará mucho tiempo hasta que su pequeño pase por primera vez solo en la calle y tenga que enfrentar muchas reglas de tránsito. Desde aprender los colores del semáforo, las señales de tráfico necesarias para el paso de la calle y hasta cruzarlo solo en la cebra, el pequeño debe aprender a manejar el tráfico.

¡Enséñele las reglas básicas de caminar en la calle desde que era pequeño!

De 1 a 2 anistores es hora de comenzar a repetir constantemente las reglas de tránsito en la calle. Enséñele a nunca caminar solo en la calle y mirar en ambas direcciones antes de cruzar, tomados de la mano.
Siempre recuérdeles que se sienten solo en la acera cuando caminan o caminan por la calle y que no se aventuran en el camino por nada en el mundo (incluso si falta la pelota o el juguete). Explíqueles por qué no deberían hacer esto o cuáles son las consecuencias de tal comportamiento.

¡Enséñele las señales de tráfico básicas para cruzar la calle!

Foto: vahealth.org

En primer lugar, debe explicarles que la calle no cruza a ningún lado y que hay algunas áreas especiales donde puede viajar de manera segura. Estos son:

  • áreas de semáforos;
  • zonas con señalización peatonal: cebra;
  • áreas con indicadores de "cruce de peatones".

Tu pequeño debe aprenderlos uno a la vez. Explíquele cómo cruza el semáforo, la cebra o las señales, pero lo más importante es comprender que cuando es verde para los peatones, cuando ve la cebra o el indicador, debe asegurarse de que todos los autos estén alineados se detuvieron y solo entonces pisaron la calle. Hoy en día, estas marcas o marcadores ya no ofrecen seguridad a nadie, y se deben intensificar las precauciones y precauciones.
Aprender el semáforo parece simple, pero el niño debe comprender que las señales que se aplican a los peatones son las dos en forma de hombrecitos y que son de 2 colores: verde y rojo. Nunca debe orientarse por los colores del semáforo que da indicaciones a los automóviles (los 3 colores: rojo, amarillo).
Su pequeño debe saber que si comenzó a cruzar, está en el medio de la calle, y el semáforo peatonal comienza a parpadear, es hora de darse prisa, porque pronto se pondrá rojo. Siempre alienta al niño a no estar demasiado ocupado en la calle, sino a apresurarse al cruzar la calle, pero solo después de asegurarse de que cumple con las condiciones necesarias, relacionadas con el marcado, las señales y las áreas de cruce.
Si no hay aceras ni señales de paso, enséñele al niño a caminar siempre por el lado izquierdo de la carretera, hasta el borde, para que tenga visibilidad y vea al pasar los autos.
Aproveche todas las caminatas que realiza con su pequeño para ejemplificar sus reglas de tráfico y ayudarlo a aprender, retener y ponerlas en práctica. Pruébelo de vez en cuando preguntándole qué hacer cuando esté frente a una calle con o sin cebra, semáforo o letreros, pero no se enoje si no lo sabe. ¡Repítelos siempre hasta que los aprendas y ponlos en práctica!

Etiquetas Cruce de calles niños Peligro niños calle Accidentes niños